Diverticulitis

Cirujano General Dr. Carlos González | Cirujano general en San Luis Potosí

Los divertículos son bolsas abultadas y pequeñas que se pueden formar en el revestimiento del sistema digestivo. Por lo general, se encuentran en la parte inferior del intestino grueso (colon). 

La presencia de divertículos se conoce como diverticulosis. Cuando una o más de las bolsas se inflaman, y en algunos casos se infectan, esa afección se conoce como diverticulitis. La diverticulitis puede causar dolor abdominal intenso, fiebre, náuseas y un cambio marcado en tus hábitos intestinales.

Síntomas

  • Dolor, que puede ser constante y persistente durante varios días. 
  • Náuseas y vómitos.
  • Sensibilidad abdominal.
  • Estreñimiento o, con menos frecuencia, diarrea.

Causas

Los divertículos se suelen desarrollar cuando lugares naturalmente débiles en tu colon ceden bajo presión. Esto hace que bolsas del tamaño de una canica sobresalgan a través de la pared del colon.

La diverticulitis se produce cuando se desgarran los divertículos, lo que provoca inflamación y, en algunos casos, infección.

Alrededor del 25 % de las personas con diverticulitis aguda desarrollan complicaciones, que pueden incluir:

  • Un absceso, que se produce cuando se acumula pus en las bolsas.
  • Una obstrucción en el intestino causada por tejido cicatricial.
  • Un conducto anómalo (fístula) entre las secciones de los intestinos, o entre los intestinos y otros órganos.
  • Peritonitis, que puede producirse si una bolsa infectada o inflamada se rompe y derrama contenidos intestinales en la cavidad abdominal. La peritonitis es una emergencia médica que requiere atención inmediata.
  • Envejecimiento: La incidencia de la diverticulitis aumenta con la edad.
  • Obesidad: Tener un gran sobrepeso aumenta tus posibilidades de desarrollar diverticulitis.
  • Tabaquismo: Las personas que fuman cigarrillos son más propensas a experimentar diverticulitis que quienes no fuman.
  • Falta de ejercicio: El ejercicio intenso parece reducir tu riesgo de diverticulitis.
  • Dieta alta en grasa animal y baja en fibra: Una dieta baja en fibra en combinación con un alto consumo de grasa animal parece aumentar el riesgo, aunque el papel de la baja fibra por sí sola no está claro.